.
Header

Crónica de un nefasto proyecto para regular el autoconsumo

August 30th, 2015 | Posted by OCEnergia in autoconsumo
Última modificación: 10 de octubre de 2015

Manuel Castillo, Marta Victoria e Iñigo Ramiro

Durante los últimos meses los sucesivos borradores de Real Decreto de autoconsumo han ocasionado un inusual revuelo tanto en el sector como en el resto de la ciudadanía. Entre otros obstáculos para el desarrollo del autoconsumo, los borradores incluyen el conocido popularmente como “impuesto al Sol”: un gravamen que debe abonarse por cada kilovatio hora autoconsumido instantáneamente, es decir, que no pase por la red eléctrica. En este texto vamos a hacer una crónica de la reciente, breve e intensa vida del proyecto de Real Decreto del Gobierno del PP.

El viernes 5 de junio de 2015 el Ministerio de Industria, Energía y turismo (MINETUR) publicó el proyecto de Real Decreto para regular el autoconsumo en España. El texto mantenía los aspectos fundamentales ya incluidos en un borrador anterior que había estado circulando desde el mes de julio de 2013 y que llevaba paralizando de facto el desarrollo del autoconsumo en el país. Entre los aspectos más criticados del proyecto de Real Decreto están el ya mencionado impuesto a la energía autoconsumida instantáneamente (denominado “termino de cargo variable” y que asciende 49€/MWh, cantidad ligeramente reducida frente a los 70 €/MWh que se reconocían en el borrador de 2013), la negación de cualquier retribución por la energía excedentaria vertida a la red, el fin de la tramitación simplificada para las instalaciones sin vertido a red y la incompatibilidad de que los autoconsumidores se acojan al Precio de Venta al Pequeño Consumidor y, por tanto, al bono social.

El Real Decreto se esperaba desde hacía unos años, por lo que ahora sorprende la tramitación exprés con la que el MINETUR intenta conseguir su aprobación antes de que acabe la actual legislatura. Tras la presentación del borrador del 5 de junio, se abría el periodo de alegaciones que se extendió durante 15 días hábiles. Estos días fueron empleados por empresas, asociaciones del sector renovable, grupos ecologistas, partidos políticos y ciudadanos para analizar dicho documento y denunciar las consecuencias que de aprobarse ocasionaría.

La Unión Fotovoltaica Española (UNEF), en representación de las preocupaciones de empresas de toda la cadena de valor del sector fotovoltaico, fue una de las asociaciones que encabezó las críticas mediante un comunicado, el mismo día 5 de junio, en el cual lamentaba que el gobierno hubiera mantenido la esencia del borrador existente; es decir, no de incentivo sino de obstáculo al desarrollo del autoconsumo eléctrico.

En días posteriores se publicaron diversos artículos que explicaban con detalle en qué consistía este proyecto de Real Decreto y los efectos que tendría en el sector renovable en  caso de ser aprobado .A modo de ejemplo, podemos encontrar los textos escritos por Ecooo, Greenpeace, El Observatorio Crítico de la Energía, UNEF o Solar Tradex.

En paralelo a los artículos de denuncia, se llevó a cabo un proceso de elaboración de alegaciones con el objetivo de llegar al mayor número de ciudadanos posible de manera que cualquiera que lo desease pudiese mostrar su desacuerdo. Para ello, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME) diseñó una alegación tipo para que pudiese ser cumplimentada con los correspondientes datos personales y enviada a la Secretaría de Estado de Energía. Varios agentes del sector, como Som Energía, Greenpeace y UNEF, colaboraron en la difusión de las alegaciones. De forma paralela, se redactó un documento más elaborado de alegaciones para ser presentado en nombre de empresas y entidades del sector. Mediante estos documentos se pedía modificar la gran mayoría de aspectos recogidos en el proyecto  de Real Decreto, exponiendo los motivos que justificaban estos cambios. Cabe destacar las siguientes críticas al proyecto:

  • La propuesta de modelo había sido elaborada de forma unilateral sin tener en cuenta la opinión de los principales agentes del sector.
  • La regulación propuesta era injusta y contraria a la tendencia de los países de nuestro entorno.
  • El borrador ignoraba las Directivas Europeas vigentes.
  • El borrador mantenía unas excesivas barreras administrativas que dificultarían el desarrollo del autoconsumo.
  • El modelo incluido en el borrador suponía de facto grandes barreras económicas para el desarrollo de las instalaciones de autoconsumo. Con el pretexto de colaborar en los costes del sistema, el autoconsumidor pasaba a contribuir más que el resto de usuarios, lo que haría que la inversión en instalaciones de autoconsumo no fuese rentable.

El proceso de alegaciones recibió un amplio apoyo por parte de  de empresas y entidades relacionadas con las energías renovables y de la ciudadanía en su conjunto. Como prueba de ello la campaña de denuncia iniciada por la Px1NME en la plataforma Avaaz alcanzó más de cien mil firmas en las primeras 24 horas y cerca de doscientas mil antes del plazo de finalización de alegaciones.

Cuando expiró el plazo, el día 25 de junio, habían sido presentadas 34.000 alegaciones. Los partidos políticos en la oposición se han posicionado a favor del autoconsumo y han declarado su intención de derogar este Real Decreto en caso de ser aprobado.

Finalizado el plazo de alegaciones (a las cuales el MINETUR no respondió), el 8 de julio la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) aprobó su informe sobre el proyecto de Real Decreto y lo hizo público en un comunicado de prensa el 17 de julio. En el informe, la CNMC recomienda al MINETUR que establezca una metodología clara para el cálculo de los cargos asociados al autoconsumo. Sugiere además que los cargos se centren en el término fijo de la factura, de manera que no se grave la energía autoconsumida instantáneamente. La CNMC también cuestiona el establecimiento de un límite de 100kWpara la potencia máxima contratada en la modalidad de autoconsumo y advierte de que las instalaciones existentes que superen dicha potencia quedarían fuera de la normativa. Finalmente resalta la necesidad de fomentar tanto la generación como el almacenamiento distribuido.

Tras el periodo de alegaciones y la emisión del informe de la CNMC, el MINETUR elaboró una nueva propuesta, la cual ya estaba lista el 24 de julio. En esta nueva versión las instalaciones menores de 10kW están exentas de pagar el término de cargo variable asociado al autoconsumo. Además, estas instalaciones ven reducidos sus costes de tramitación al eximirlas de pagar los estudios de viabilidad de acceso y conexión a la red siempre que el proyecto incluya un dispositivo que impida el vertido de energía excedentaria. Las Islas Canarias, el sistema Ibiza-Formentera, Ceuta y Melilla se ven especialmente beneficiadas ya que se les exime de los anteriores cargos para cualquier tamaño de instalación. Otro cambio relevante es que la modalidad de autoconsumo deja de ser incompatible con la recepción del bono social. Aunque son mejoras considerables respecto a la versión previa, el  nuevo documento sigue suponiendo un obstáculo, en lugar del incentivo que debiera ser, para el desarrollo del autoconsumo en España.

En aquel momento, el proyecto de Real Decreto  estaba listo para ser evaluado por el Consejo de Estado y posteriormente aprobado por el Consejo de Ministros. El ministro de Industria pretendía conseguir su aprobación  en el Consejo de Ministros del día 31 de julio. Sin embargo, el informe del Consejo de Estado no estuvo listo para esta fecha y el Real Decreto no pudo ser aprobado. El martes 4 de agosto el Consejo de Estado accedió a una petición de audiencia de la Plataforma Ciudadana para la Investigación Judicial del Sector Eléctrico (QAE). Este hecho abrió un plazo, que finalizaba el 26 de agosto, para que el solicitante de audiencia pudiera acudir al Consejo de Estado a consultar el expediente y presentar sus alegaciones. Finalmente el Consejo de Estado despachó su informe el día 17 de septiembre, el cual propone múltiples modificaciones al Real Decreto. Entre ellas destacan dos: i) la energía autoconsumida no debe tener coste alguno para el consumidor, eliminando el “impuesto al Sol” y ii) la energía excedente se debería valorar económicamente igual que la energía consumida, considerándola como un ingreso económico en la factura. Además, el Consejo de Estado hace especial hincapié en el fomento del uso de sistemas de almacenamiento proponiendo incluso que la instalación de baterías debiera recibir apoyos e incentivos.

Sin embargo, desoyendo toda crítica desde todo tipo de fuentes, el MINETUR ha conseguido que siga para adelante su propuesta de regulación del autoconsumo eléctrico. El pasado 9 de octubre, el Consejo de Ministros ha dado el visto bueno al proyecto de Real Decreto y ha procedido a su aprobación. Esta regulación ha sido publicada en el BOE y entra en vigor el 11 de octubre. El gobierno ha respaldado esta decisión con los típicos argumentos del reparto adecuado de las cargas del sistema y de lo injusto que sería no contribuir a los costes del sistema cuando estas consumiendo tu propia energía. Esta es una postura totalmente subjetiva que no tiene base alguna, ni técnica ni económica, por lo que meramente responde a intereses políticos. En lo que queda de legislatura veremos cómo se implanta este nefasto Real Decreto contra el autoconsumo de electricidad y los efectos en el sector. En cualquier caso no se le augura una larga vida a esta regulación debido a la gran oposición en contra y a la irracionalidad de la norma tanto en el entorno energético europeo como mundial. Esta historia aún no ha acabado y dará mucho que hablar en los próximos meses.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.